viernes, junio 9

Demasiado Amor

Sara Sefchovich





En la novela Demasiado amor Beatriz en una muchacha que empieza una vida de frenesí sexual a los 26 años admirando a los señores que acuden al Vips, dividiéndose en dos porque ha conocido el amor, y durante los fines de semana viaja por el paraíso o por los infiernos de México -palpa, saborea, huele, araña, escucha, murmura y gime- y el resto de la semana tiene que trabajar con ahínco para cumplir con un deber.
Beatriz le envía dinero a su hermana, quien por acuerdo mutuo ha ido a Italia a poner una casa de huéspedes donde las dos han planeado vivir juntas, disfrutar el mar y los paseos.
Al leer la novela de Saran Sefchovich me llamó la atención el cuidado con que la autora arroja los datos de una investigación atropológica sobre nuestro país, vasto en costumbres, orografía y cultura. La lectura es un paneo de cámara por playas, ríos, lagunas, cenotes, ciudades y pueblos; un acercamiento a las brujas y brujos, hueseros, indios de todas las culturas que sobrevivien; una degustación de platillos y brebajes; un parafraseo de versos y canciones; una mirada a las cúpulas de las iglesias, a las cresterías de los templos indígenas; un andar por caminos, veredas polvorientas, interminables, salvajes, bucólicas; un descansar sobre los pechos, las piernas, bajo las frondas, entre los pliegues de la piel del amante.
Leer esta novela implica el riesgo de marearse un poco con tanto dato antropológico. Sin embargo, la historia sale al rescate con las anédoctas en la vida de Beatriz, como prostituta y amante, como una hermana solidaria y confidente que, al último, decide despedirse en vez e ir a reunirse con la sorella, como había acordado.
En las páginas de Demasiado amor destilan las congojas, los arrepentimientos, los desenfrenos, el hastío, el sexo, el poder de seducción, la necesidad de compañía, la abrumadora soledad y la vorágine de una vida regida por los sentidos.
Después de leer estas páginas una ya no podrá sentarse a tomar café tranquilamente en una de las mesas del Vips sin mirar con atrevimiento a los hombres, no se podrá ver Italia más que para poner una casa de huéspedes, ni tener un amante que tenga entre sus aficiones ir a conocer México.
Beatriz nos presenta a sus hombres, "a un viudo que le daba por llorar, a uno que exigía que le pusiera el condón y gozaba más en esa ceremonia que en lo demás, al que se emborracha con vino hecho por su mamá, a uno que sabe el secreto de hacer hijas mujeres..." De ellos describe sus gustos y manías sin sin caer en los detalles del coito, Eso tú te lo puedes imaginar, nos dice.
Cuando la protagonista revela que no es ninguna beldad de modelo, que no es rubia, ni flaca ni tiene las piernas largas; que más bien es bajita, morena, panzoncita, nalgona, piernuda y tiene unos senos de salchicha que le caen hasta el estómago, una se imagina a la típica mamacita, la mujer deseada por los choferes de trailers en las soledades de sus caminos, la musa de los carniceros, la novia fiel de los jóvenes pandilleros con quién podrán arrepentirse, la chava de aquellos que se rascan la cabeza en el metro de la ciudad mientras piensan que la película estuvo muy chida, la noviecita santa de quienes checan los avisos económicos todos los días en busca de chamba, la mujer de todos quienes ven en lo moreno, lo chiquito y carnoso el objeto de sus fantasías sexuales.
Demasiado amor es una delicia de leer para cachondos, amorosos, atrevidos, aventureros, curiosos, fogosos jóvenes anhelantes y viejos que añoran. Asimismo es un reto para científicos, una cachetada para curas, un acertijo para filósofos y un pan con sabor dulzón para quienes amamos el buen leer.
La autora, Sara Sefchovich, según la de forros, es mexicana, socióloga, investigadora, historiadora, periodista. Es madre y esposa. Le gusta la lectura y el caminar.
Sefchovich ha escrito varios ensayos, Ideología y Ficción en Luis Spota, Mujeres en espejo: narradoras latinoamericanas del siglo XX, México: país de ideas, país de novelas y La suerte de la consorte.
Aparte de Demasiado amor, la autora ha publicado La señora de los sueños y Vivir la vida-0-.

12 comentarios:

Eleonaí dijo...

Hola Martha:

Me gusta. Si, me gusta tu reseña, tanto como la novela. Soy afortunado en leerla, como lo fuí cuando leí Demasiado amor por primera vez. Esto que haz escrito es un gran regalo. Gracias por ello.

Me voy a tomar libertad de invitar a leer tu reseña desde la página de Lectura y escritura que hago.

Sigue escribiendo. Te seguiré leyendo.

Hay que disfrutar también la película, hecha en algunos de los sitios más reconditos y hermosos de México. Paraísos o infiernos, cómo tu escribes. México de afinidades y contrastes. De noches de luna, de estrellas, de días soleados y nublados. De mares, de ríos, de lagunas, de abundancia de agua y de desiertos. De cimas y valles, de llanuras y acantilados. De una megalopolis y muchos, muchísimos, pueblos. De valles y colinas. México de mestizos, de indios, de inmigrantes. México de enamorados y decepcionados. México de gente con esperanza...

Anónimo dijo...

Demasiado amor, es mágica. Una de las más apasionantes historias que he leído, y además te ha un recorrido por lugares fascinantes en México.

yessi dijo...

solo quiero decir gracias por haber escrito esta fabulosa obra de arte tengo 27 años y la lei cuando tenia 14 y desde ahi no la vuelto a leer por razones personales pero me acabo de comprar otra vez el libro ya que el primero lo perdi y solo tengo palabras para agradecer tan bella novela de amor haaa y por favor espero que la puedan publicar completa en el internet gracias

Anónimo dijo...

"DEMASIADO AMOR", en el titulo lo dice todo, es el estigma de casi toda mujer, independientemente de la nacionalidad, raza, religión o nivel social; porque hasta ahorita he conocido pocas personas que se han enamorado con la misma intensidad que la protagonista, ya sea un amor carnal o el que se le tiene a un hermano, amigo o alguna otra persona, todas sin duda amamos con "DEMASIADO AMOR" a pesar de las consecuencias y de nosotras mismas, pero nos queda la sartisfacción de ser libres y de habernos entregado como pocas.
Este libro me lo regaló mi hermano cuando acababa de terminar una relación muy tormentosa a mis 17 años, hoy tengo 32 y le agradezco infinitamente el que lo haya hecho.

DonHají dijo...

hahahah este libro me encanto... se lo qite a un amigo cuando lo staba leyendo.. me llamo mucho la atencion el titulo y mi amigo me dijo que estaba hermoso.. desde ese momento no lo solté... me enamore de ese libro.. es una joya

Anónimo dijo...

Me encanto la resena, la verdad no he tenido el gusto de leer este libro, pero me siento mas que motivada para hacerlo. Gracias por compartir.

yeiruka dijo...

Este libro lo lei cuando tenia 16 años lo he vuelto a leer 2 veces mas ya tengo 26 años y me sigue haciendo sentir lo mismo que la primera vez,me fascino me apasiono me hizo reir y llorar es una gran obra de arte la manera en que describe los lugares,sus formas olores,tamaños etc,la manera de entregarse a un hombre de amarlo y agarrarle pasion y cariño a su pais son una gran combinacion para sentir hasta lo mas profundo de nuestra imaginoacion,ademas de comenzar con una vida llena de libertinaje y sin prejuicios..una mujer con la que al menos yo me identifico en muchos aspectos y no cabe duda QUE SE PUEDE AMAR CON DEMASIADO AMOR como lo hizo ella como lo hice yo y como lo han hecho pocas mujeres,el entregarse de verdad a un hombre a su Amor sin esperar nada sin importar nada solo ser Amadas pero al final tener que decir Adios y como bien dice ella "al final perdernos en las sombras a dejarnos llevar por los amores fáciles,gozosos que son los unicos que no hacen daño que no lastiman"...yo tambien doy las Gracias por este maravilloso libro.

Anónimo dijo...

Me identifico tanto con un capitulo de mi vida, donde vivi lo mismo que Beatriz y Carlos. Ame, probé todo, sentí, conocí, lo perdí, pero jamás olvidare.

Anónimo dijo...

Es una novela que ha impactado mi vida de forma significativa, sobre todo porque en el tiempo que la leí viví esa experiencia, al decir viví es en forma literal, todos esos viajes, comidas, lugares, sabores, olores, colores, etc. los viví con la mujer de mi vida, desgraciadamente no estamos juntos, es por eso que más nos identificamos con esa novela.

Anónimo dijo...

Esta novela rompe el paradigma no sólo de como es capaz una mujer llevar su vida sexual y amorosa en los planos biológico, psicológico y social, sino del amor como tal, en donde hay una total reflexión por parte de Beatriz acerca de los alcances mismos de su amor, que, aunque verdadero, no llenará sus expectativas por lo que decide de manera consciente finalizarlo dejando así el hedonismo que caracterizaba tal relación con el fin de que esta no culmine de una forma no agradable o desafortunada, en dónde lo que impere sea la monotonía.

Unknown dijo...

Podrian decirme los personajes principales?

Anónimo dijo...

Me podrían ayudar con el análisis me lo encargaron de tarea y no he terminado de leer el libro