lunes, junio 4

En torno a Cortázar, El Perseguidor y los escritores.

A veces creo que Julio Cortázar era un poseso, alguien raptado y seducido -de tiempo completo- por sus personajes. No se puede pensar de otra manera después de haber navegado por El Perseguidor, y haber escuchado los comentarios que el propio autor hace de este personaje.
Creo firmemente que un personaje puede poseer el alma de un escritor. Hay momento, también, en que el autor escucha voces y diálogos y siente -además- una atmósfera.
Las historias pueden ser mera ficción, pero el estado de posesión de quien escribe es real. De hecho, éste es el estado que se precisa para escribir una buena historia, creo.
Un abrazo.

2 comentarios:

Eleonai dijo...

Hola Ave:

No he leído este de Cortazar, lo tendré en cuenta. Más pendientes de leer.

Que tengas una buena semana.

Juana Gallo dijo...

Buen inicio de semana...