miércoles, julio 18

Pitol entre teclas


Pitol entre teclas.

El tañido de la una flauta, de Sergio Pitol es para lectores avezados que han brincado la barrera el simplismo, para quienes han abandonado comodidad de las lecturas explícitas y han aprendido a leer entre líneas y en conjunto.
La novela, de 226 páginas, es acaparadora, con un lenguaje dominante, como un niño que exige atención y que no va a ceder hasta obtener lo que pide.
En sus páginas relata la vida de un pintor, su tía, una vieja rica a punto de morir, sus amigos y sus amores perdidos. Cuando los sueños en Europa se esfuman, el personaje, un alma, al final, solitaria y sin dinero, encuentra como último e inevitable recurso vivir con el más aborrecible de sus personajes: la Falsa Tortuga, quien representa un sistema corrupto e inservible, la encarnación de los regímenes mexicanos, su país.
Pitol muestra la vida intensa de un mundo sórdido y marginal… un destino que aterroriza a quienes han decidido dedicarse al arte, un ambiente donde nada es predecible ni estable, y donde vivir con la maleta abierta como guardarropa es común.
La novela revela, asimismo, el punto de vista de una Europa conflictiva, domeñada por las guerras, por la vejez y la decadencia. El lenguaje es sobrio, abundante y bien cuidado.

1 comentario:

Eleonai dijo...

Hola Ave:

Admirable la obra de Sergio Pitol. Él muy sencillo. Hace dos semanas caminaba por el centro de Xalapa, lo saludo, se detuvo y nos tendimos las manos. El último viernes lo vi en la apertura de la exposición de Ciclo literario.

Saludos hasta allá, que ya es más cerca.