lunes, enero 1

Compadritos y parentela roen huesos en el gobierno

Policarpo Infante Fierro, Presidente Municipal de Ahome.





Los Mochis, Sin.- Habrá cosas buenas que salven a la administración de Policarpo Infante Fierro de caer en el precipicio del fracaso político. Sin embargo, el tráfico de influencias y el nepotismo, características del viejo régimen priísta, han persistido como purulentos tumores imposibles de extirpar.
Tan pronto como Infante Fierro asumió el poder en el 2005, miembros de su familia, amigos, compadres y parientes obtuvieron puestos en la burocracia.
El título de Cronista de la ciudad fue directamente a las manos de su hermano, José Armando Infante. A su hija Vania hubo de posicionarla como Promotora en la Coordinación de turismo, oficina que pertenece al gobierno del Estado.
Al compadre del munícipe, Roberto Pérez Jacobo le dio mucha tranquilidad saber que su hijo, Ricardo Pérez Camiade entraba con pie derecho a encargarse de la oficina de Comunicación Social de la Japama.
Pérez Jacobo, el compadre del munícipe, tiene otro hijo, Roberto Pérez Camiade, Director de Asuntos Jurídicos del ayuntamiento de Ahome.
A su vez, el binomio Hernández, padre e hijo ocupan puestos provindenciales dentro del palacio municipal. Roberto Hernández es Secretario del Ayuntamiento, y su hijo, Roberto Hernández Bojórquez tiene a cargo la oficina de Atención a la Juventud.
Al ver lo fácil que era conseguir un hueso para la prole, los regidores sacaron la cabeza. María Amada Sánchez Solís, del PRI, abrió brecha para su hija, Maribel Sánchez Solís en el Departamento de Recursos Materiales. Y el regidor Nicolás García Castillo jugó un papel fundamental para que su hija, Norma García León obtuviera el puesto de Auxiliar Jurídico en la oficina de Asuntos Jurídicos.
En el mismo estilo de hacer las cosas están Rafel Galicia Guerra, Delegado de Vialidad y Transporte del gobierno de Estado, quien hizo que su hijo, Fabián Galicia Arizmendi tan pronto terminara sus estudios, se encargara de la Dirección de Difusión y Relaciones Públicas del Ayuntamiento.
Jeús Rivera de Infante, Presidenta del DIF municipal, tiene un primo: José Angel Rivera, a quien apodan “Borrego”. Este personaje resulta ser el chofer del Presidente Infante Fierro.
La esposa del chofer presidencial, Lucrecia Galaviz es, a su vez, coordinadora de eventos en la oficina del munícipe.
El hijo del “Borrego”, Ernesto Rivera ocupa un puesto administrativo en la Dirección de Salud Pública.
La hija de Gilberto Limón Fonseca, Yeny Limón se encarga de dar cursos sobre Cultura del Agua en la paraestatal de Japama.
Es dudosa la eficiencia de funcionarios cuya entrada al quehacer burocrático se debe a un parentesco, un favor o una simpatía basada en el interés.
El desempeño de las labores en todos los ámbitos de la función pública exige capacidad y disciplina para dar respuesta a una población que merece respuesta a sus necesidades.
Un funcionario que se pavonea con la seguridad que le dan las palancas molesta tanto a la sociedad, como la garrapata al perro.
Los burócratas perciben sueldos provinientes del bolsillo del pueblo y tienen un compromiso enorme en el desarrollo de esta tierra. Ojalá que el alcalde Infante, su parentela y compadres piensen en ésto cada vez que se levanten de la cama a comenzar su día de labores-0-.

2 comentarios:

Juana Gallo dijo...

A ver, déjame ver si no resulta que allá por el tatatatatarabisabuelo es pariente de mi segundo primo político y quien quita y... hasta me ofrezcan una chambita. (Jajaja)
¡Vaya nepotismo! Tienen monopolizado todo, eh!

Un abrazo y Muy muy muy feliz año nuevo.
C.

Angeek dijo...

Se parece tanto a un municipio que conozco.
¡Feliz año Ave!