domingo, septiembre 2

Chain of fools



Cuando una relfexiona las vueltas que le hemos dado a la filosofía, a los moldes económicos, a las opciones sexuales (y posiciones), y se da cuenta que se ha llegado a lo mismo, es inevitable sentir la sacudida del cansancio que da la cerrazón de un círculo, que de seguir, se presentaría interminable. Imaginémonos todavía niños, dando vuelta, montados en los caballitos de un carrousel imparable mareándonos vertiginosamente hasta la náusea.

Un abrazo a todos.

5 comentarios:

Juan de Lobos dijo...

Mil saludos Ave, tienes razón, la historia no es más que espirales que tienden a repetirse.
Ahora lo que está de moda pasó hace 20 años.
En lo personal prefiero a los caballitos del carrousel.

gatita dijo...

Hola Avecita, me dio mucho gusto compartir un cafecito contigo, aunque breve el tiempo es un placer conocerte.
El carrusel de caballitos era mi favorito!!!!!
Así la vida ciclica, ciclica.... aunque en lo personal me agradaría que cambiara.Aunque sea un poquitín para bien de todos.

mafalda dijo...

......

Caer en lo mismo, vuelta y vuelta y mirar lo mismo.... jejejeje... me recoerdo un chiste de Mafalda y sus amigos....

Un saludo mi amiga...

Mafalda

Angeek dijo...

¡Ea! Tenemos que hacer algo para romper el círculo o mejor lo cerramos y hacemos otros.

Eleonai dijo...

Hola Ave:

Tal vez, lo que hay que hacer es un circulo cuadrado.