domingo, abril 22

UN LAPSO

Hola,un saludo con mucho afecto. Hoy es uno de esos días en que las cosas se suceden sin pensar ni prevenirlas, un domingo, uno de esos días que por lo general, son como galeones, moviéndose en un mar lánguido, con un horizonte estático. Sin embargo, los minutos han adquirido un valor imprevisto. Hay muevas luces alumbrando los rincones que habían estado oscuros en mis rutinas.
Pero, por lo demás, es todo lo que puedo decirles, de momento: que me esperen un poco, que dejaré de pubicar en el blog, que estos días, ay... cómo explicarlo, estaré con otras cosas.

De nuevo. un brazo. Quizás un pequeño suspiro, de esos que salen sin evitarlo cuando se despide a un buen amigo desde el andén de una estación.

Afuera cantan los pájaros en las ramas de los árboles. el tic tac del reloj, implacable, continúa.

Estaremos, me digo, estaremos con los brazos tendidos.

2 comentarios:

angeek dijo...

Esperemos que esas luces sean el inicio de algo muy bueno.
Esperaremos.
Saludos

Peggy Bonilla dijo...

Mucho ánimo en lo que emprendas.
Ya nos contarás.